Paula saga.

Rafael de PaulaSuite aux remarques faites par Henry Sabatier sur l’histore de Rafael de Paula à Madrid, l’ami Zocato nous a renvoyé un courrier contenant des articles de l’époque, et quelques remarques.

Comme quoi, une histoire de toros et de toreros peut faire couler pas mal d’encre. Mais l’essentiel n’est-il pas de parler toros ?

Les débats de passionnés sont pour le moins … passionnants ! (ici à condition de posséder quelques rudiments de la langue de Cervantés)

PAULA SAGA

… Luego llegó Rafael de Paula, al que apoderó ya retirado. «Un hombre genial, algo que se sale de lo normal, como torero y como persona.». Y recuerda, en el libro, la vez que le brindó el gitano de Jerez a Su Majestad el Rey en una Corrida de la Beneficencia. «Le dijo: “va por usted, Majestad. Le deseo mucha suerte”. Y luego, cuando ya se iba para el toro, se volvió y le dijo: “Y ahora, usted, deseéme suerte que me voy para el toro”. Rafael ha sido uno de los toreros más valientes que he visto»…

P.S. Zoc : extrait du livre « Recuerdo de un torero » d’Andrès Luque Gago.

9788415039419

FERIA DE SAN ISIDRO

Rafael de Paula se niega a matar un toro

JOAQUIN VIDAL

Madrid 24 MAY 1990

Bohórquez / Paula, Vázquez, CámaraCinco toros de Fermín Bohórquez, discretamente presentados (4º, sospechoso de pitones), 1º y 6º mansos con dificultades,resto encastados y nobles; 2º, de Los Bayones, grande, manso y pregonao. Rafael de Paula: se niega a matar el 1º -tres avisos- y le echan el toro al corral (protestas); pinchazo y media estocada caída (bronca); despedido con lluvia de almohadillas. Curro Vázquez: media perpendicular descaradamente baja y estocada corta caída (palmas y pitos), pinchazo y bajonazo (pitos).Fernando Cámara, que tomó la alternativa: bajonazo escandaloso (silencio); pinchazo hondo y cuatro descabellos (silencio). Plaza de Las Ventas, 23 de mayo. 13 corrida de feria. Lleno de « no hay billetes.

waprevios

Rafael de Paula dans le patio de cuadrillas avant la corrida du 23 mai 1990 (photo : MANUEL H. DE LEON)

MÁS INFORMACIÓN

Rafael de Paula se negó a matar su primer toro, como lo oyes. No sólo se negó a matarlo: también a torearlo. Le dio par de capotazos al principio, y ya no se volvió a acercar más. El toro era manso, pregonao y enemigo personal de Rafael de Paula, como Rafael de Paula sabía perfectamente, de manera que se puso digno y mantuvo las distancias. Las distancias que mantuvo del toro nunca fueron menores de 20 metros, mal contados. A lo mejor eran más, pero eso poco importa. El toro estaba en los medios y Rafael de Paula decía a sus peones que se lo llevaran al tercio. Los peones querían, y no podían, por mucho que se esforzaban en mover capotes, vocear ¡je!, pegar zapatillazos en la arena. Debieron de acabar con agujetas en los brazos, ronquera en la garganta y los juanetes encendidos.

El toro pregonao, que en lugar de embestir tiraba tornillazos y pegaba brincos, ya había dado muchos sustos a los peones. Copano fue quien lo pasó peor y, como quien dice, volvió a nacer. Ocurrió que, al poner banderillas, tropezó, cayó, el toro se arrancó dos veces sobre su cuerpo en decúbito, le tiró sendos derrotes espeluznantes y el pitón ni hizo carne ni hizo traje.

Aquel terrorífico incidente haría pensar a Paula que el toro no sólo era enemigo personal suyo, sino también de Copano y de to dos los demás; es decir, el enemigo público número uno. El gentío no pensaba lo mismo y la em prendió a gritos contra el torero Sin embargo, como el matador que no mataba se hacía el sordo, optó por increpar a la presidencia, lo que siempre es un recurso para liberar frustraciones. Y el presidente, que no debía estar para ruidos, ordenó los tres avisos mucho antes del tiempo que prescribe el reglamento. En realidad, le habría dado lo mismo ordenar los tres juntos, porque Rafael de Paula no pensaba acer carse al toro pregonao ni enton ces, ni por la noche, ni al día si guiente, así le tocaran los avisos o el himno de la Infantería. Saca ron los cabestros, y en cuanto el toro pregonao vio la puerta del chiquero abierta se coló por ella, pues eso era lo que había estado queriendo hacer desde que salió. Sólo entonces respiró tranquilo Rafael de Paula y se retiró al burladero a descansar.

Rafael de Paula
Rafael de Paula escorté par la police à l’issue de la corrida. (Photo MANUEL H. DE LEON)

En el cuarto aún estuvo peor.

Los toros restantes tuvieron otro son, otro corte, otro aquel. Hubo tres nobles, dos de los cuales correspondieron a Curro Vázquez y resultó que no podía con ellos. Una extraña actuación, la de Curro Vázquez, pues a su primer toro le dobló y le instrumentó trincherillas con torería excelsa; una golosina para degustadores de la más pura tauromaquia. Y, en cambio, cuando se echó la muleta a la izquierda, no podía someter la vibrante embestida. Al quinto le intentó derechazos y perdía terreno. Entre rectificaciones y dudas a Curro Vázquez se le fueron sin torear dos encastados toros.

Peor catadura tenían los de Fernando Cámara -se revolvían, frenaban, punteaban-, a pesar de lo cual estuvo muy valiente y torero. Fernando Cámara ensayó el toreo en su más estricta verdad, sin concesiones a la galería, y por eso sus faenas tuvieron un mérito enorme. El toro difícil demuestra la valía real de un diestro -ese fue el caso-, mientras al toro fácil le da pases todo el mundo.

Bueno, siempre se exagera. Rafael de Paula intentaba dar pases al cuarto toro y cuando le entraba en jurisdicción pegaba un respingo. El toro no tenía ninguna malicia pero a Rafael de Paula no le constaba por escrito. La incapacidad manifiesta de Rafael de Paula para torear encrespó al público aún más que su anterior absentismo, y aguardó al momento oportuno para tomarse venganza. Llegó en ocasión de que Rafael de Paula abandonaba la plaza, protegido por guardias, y consistió en tirarle encima todas las almohadillas que había en el tendido. Unas 20.000.

P.S zoc : chronique de Joaquin Vidal sur le toro rentré vivant par Paula le 23/05/1990.

capture-decran-2016-12-02-a-17-32-40Signes du toro

 » Mi Majestad « , Ma Majesté

Le souverain Juan Carlos de Borbon y Borbon, 76 ans dont 38 à la tête couronnée du Royaume d ‘Espagne a abdiqué en faveur de son fils Felipe. Il fut et demeure un immense défenseur de la corrida. Un vrai aficionado passionné par le toreo et ses héros:  » Son reyes como yo  » avait-il confié un jour.

  • Par Vincent Bourg
  • Publié le 03/06/2014 à 00:07, mis à jour le 03/06/2014 à 00:43
  • Madrid, plaza de Las Ventas, corrida de la Bienfaisance 1989. Juan Carlos est au balcon royal. Rafael de Paula lui dédie son premier toro en ces mots:  » Ma Majesté (elle est à lui aussi comme à tous les espagnols)  c’est pour moi un grand honneur…je vous souhaite beaucoup de chance, à vous et à toute l’Espagne… Alors maintenant à votre tour de me souhaiter « suerte » car franchement je ne sais pas comment m’échapper de « ça » (le toro)…

P.S. zoc : Quand à Curro Romero, toro rentré vivant le 25 Mai 1967, il remet le couvert  vingt bougies plus tard, le 12 juillet 1987 et refusa au commissariat de répondre aux questions. D’où la rallonge de 20.000 pesetas. Voir ci-dessous, l’ extrait d’El Pais.

EMILIO MARTÍNEZ

Madrid 13 JUL 1987

El diestro Curro Romero, que organizó ayer en la plaza de Las Ventas uno de los mayores escándalosde su vida profesional, fue agredido por un espectador a la muerte de su segundo toro. El aficionado, que posteriormente manifestó sentirse estafado, recorrió toda la plaza con un rollo de papel higiénico en la mano izquierda y la entrada en la derecha y golpeó a Curro, derribándole. Esta persona fue agredida después por los peones de Curro, Juan Bellido Chocolate y Antonio Cobos. El diestro se negó a declarar en la comisaría.

MÁS INFORMACIÓN

El diestro Curre Romero fué conducido por la policía, al término de la corrida de ayer en Madrid, a la comisaría de Ventas, donde se negó a declarar, por consejo de su abogado. La policía se limitó a tomarle declaración para hacer un informe de lo ocurrido que pasó al juez de guardia, quedando el torero en libertad.

Cher Henry et chers tous, merci pour ces précisions de dates, de cartels, et de l’âge du concierge quand il était bébé. Les faits sont sacrés, une vigilance de chaque instant s’impose et que tombent les amendes contre ces troubadours. Enfin loin de moi l’envie de citer Joe Bousquet quand il écrit : « Il y en a qui, décidément, ne méritent pas qu’on rêve pour eux… ».

Abrazocato

P.S : Veuillez noter qu’il me serait agréable d’introduire dans ma nécro mon premier surnom d’épée. Soit dans l’ordre « El Girondin » (fracaso), « El Zurdo » (fracaso bis) et enfin « Zocato » (fracaso ter). Ce dernier surnom, je le dois à l’un de mes banderilleros, un soir de fracaso taille « Jéroboam » à Benicarlo. Six ou sept coups de lame de traviole, l’acier œuvrant telle une brochette. Normal, j’avais un estoc de droitier. Le banderillero me traita de « Zocato » qui en argot andalou veut dire gaucher ou mieux dit gauche.

J’ai essayé pendant des années d’acheter puis de voler une tête de toro empaillée dans une cafeteria de Séville (prés de los Lebreros) désormais fermée. Ce trophée de toro portait une plaque en cuivre : estoqué par Carlos Borrego « Zocato » le tant, à tel endroit. Pour l’avoir à la maison et raconter partout que Juan Belmonte (le beau-frère de Zocato) est de ma famille.

Les ultimes tentatives d’estoquer avec enfin du matériel pour gaucher (descabello y compris) n’y changèrent rien. Je brochetais encore, je brochetais toujours. Ainsi abandonnais-je là ma carrière confidentielle, échangeant l’épée contre la plume.

z.